fbpx
10
04
2018
Alimentación consciente e intuitiva

Alimentación consciente e intuitiva.

By Alex 0

Alimentación consciente e intuitiva.

Pierde peso sin dietas.

Hoy en día con la vida tan exigente y estresante que llevamos, hace que no seamos consciente de una cosa tan sencilla como es  la alimentación de nuestro propio cuerpo.

El comer de manera emocional o compulsiva, sin apenas disfrutar de la comida, hace que no seamos conscientes de nuestra alimentación.

Te has planteado alguna vez preguntas como, ¿Qué comes?¿Cuánto comes?¿Dónde comes?, etc., …

Nuestros abuelos tenían mucha menos información sobre las calorías, los macronutrientes y los alimentos y, sin embargo, la mayoría estaban mejor alimentados que nosotros. ¿Comían intuitivamente? «Podemos pensar que sí. Escuchaban su cuerpo y no tenían a su alcance ni la mitad de los productos precocinados que ahora predominan en los supermercados».

Alimentación consciente e intuitiva.

Mindful eating.

Alimentación consciente.

El núcleo de esta estrategia de alimentación saludable es ralentizar y estar completamente en sintonía con todos los gustos y texturas de la comida a mano. Por ejemplo, respira profundamente entre cada bocado y date cuenta de los diferentes sabores y texturas del plato. Comer conscientemente requiere alejarte de la tecnología, apagar la televisión y disfrutar verdaderamente cada bocado.

Alimentación Intuitiva

La comida intuitiva difiere de comer consciente porque se trata de cuándo, por qué y cuánta comida. El concepto de la alimentación intuitiva impulsa a los individuos a escuchar las señales naturales de hambre que el cuerpo da. Estas señales naturales de hambre deben llevarlo a comer sólo cuando se siente hambre, detenerse cuando se esté satisfecho y no confiar en indicadores externos para decirle cuándo debería de comer.

El hábito es a menudo una razón por la que comemos, como por ejemplo, “Siempre tomo un refrigerio cuando llego a casa del trabajo”. La comida intuitiva no se rinde a las prácticas alimenticias habituales y sin sentido. En cambio, la alimentación intuitiva se enfoca en las razones principales por las que comemos: el hambre y la nutrición.

Para comenzar  a conectar con nuestro cuerpo es interesante observarnos como está nuestra hambre después de un buen periodo de descanso y sueño por la mañana.

  • En la primera comida, puedes tratar de conectar con los diferentes tipos de hambre. Si crees que tienes hambre pero no tienes plena seguridad, espera un momento. Se aclarará. Los deseos emocionales o espirituales que experimentas como hambre generalmente no se intensifican con el tiempo.
  • El hambre física se vuelve más intensa con el tiempo. Es especialmente importante que le preguntes a tu cuerpo si tienes sed, hay veces que tendemos a confundir el hambre con la sed. Los deseos emocionales o espirituales que experimentas como hambre generalmente no se intensifican con el tiempo.

La combinación perfecta.

Es posible que estés tratando de decidir qué práctica – consciente o intuitivo- es la mejor para ti. Lo bueno de estas tácticas saludables es que pueden ser usadas juntas y se complementan bien. Cuando se utilizan ambas estrategias, se puede encontrar el equilibrio en todos los aspectos de la alimentación.

Alimentación consciente e intuitiva10 consejos para una alimentación consciente e intuitiva.

La alimentación intuitiva se caracteriza por centrarse en la mente, que se reeduca para modificar el apetito y comer de una manera racional sin tener que estar contando todo el día las calorías. Además, la persona se guía mucho por su instinto.

  1. En primer lugar no pienses que es una dieta porque no lo es. Es más bien una forma de alimentarse.
  2. No te obsesiones con lo que que comes o no. Toma lo que realmente te apetezca, asegurándose de tomar una alimentación variada que aporte todos los nutrientes necesarios
  3. Intenta comer en un ambiente tranquilo y relajado, deja atrás el estrés. Si es necesario, antes de comer respira despacio para relajarte.
  4. El cuerpo es muy sano, escúchalo. Si sabemos escuchar nos dirá que tenemos que comer, fruta, legumbres, etc., … Muchas veces confundimos tener hambre con tener sed.
  1. Degusta los alimentos, disfruta de sus aromas y sabores. Prueba a hacer platos variados y divertidos.
  2. Mastica bien. Está demostrado que masticar bien la comida es beneficioso tanto para una buena digestión como para conseguir la sensación de estar saciados antes.
  3. Cuando comas no te distraigas con otra actividad, deja apartado el móvil y nunca comas delante del ordenador o la televisión.
  4. Respeta los horarios de comida. Si guardas una rutina, el cuerpo se habitúa a tener hambre a determinadas horas, según le eduquemos.
  5. Come cuando tengas hambre, no esperes a estar famélico o hambriento, eso hará que comas compulsivamente.
  6. Presta atención a las señales de satisfacción. Si notas que ya estas saciado, no sigas comiendo.

Como norma general siempre que puedas prescinde de alimentos precocinados y práctica ejercicio de forma habitual, es fundamental para mantener tu cuerpo activo y “despierto” y sentirte con energía y sensación de bienestar.

Desde Fitness19 os recomendamos siempre consultar con un especialista nutricional antes de realizar cualquier tipo de dieta o cambio en los hábitos de alimentarios.

Saber más…

Fitness19 Collado Villalba

www.fitness19villalba.com

Siguenos en las redes sociales:
>
LOWCOSTVILLALBA SL. © 2019
Política Privacidad | Aviso legal | Política de cookies